Las sesiones privadas son clases que se programan y diseñan por y para un alumno en concreto, en base a sus necesidades específicas.

Son la oportunidad perfecta para recibir una atención personalizada y unas indicaciones precisas que te ayudarán a practicar en casa o en el resto de clases grupales y poder avanzar en tu práctica de una forma más correcta y segura.

En estas clases vas a poder resolver dudas, podrás trabajar posturas específicas con todo el tiempo y la atención que necesites, te ayudaremos a afrontar momentos de crisis o estancamiento que puedan aparecer en la práctica y podrás adentrarte en cada una de las ramas del yoga.

Preparamos estas sesiones para tí, según tus necesidades físicas específicas, tu momento personal y tus objetivos.

Es ideal mantener una constancia para trabajar más profundamente, pero tienes también la posibilidad de concertar clases privadas puntuales y regalarte este espacio único. Las sesiones privadas también puedes compartirlas con la persona que tu quieras y nosotras diseñaremos una clase con todo detalle para vosotros.

Clases privadas con Irene

En las clases privadas con Irene las posibilidades de trabajo son tan amplias como las necesidades o inquietudes que pueda tener cada alumno. Por su experiencia con este tipo de sesiones, con ella podrás trabajar aspectos anatómicos y terapéuticos de alineación corporal, iniciación y ajustes básicos de posturas fundamentales de yoga, trabajo y recursos específicos para asanas más avanzadas, movilidad, fuerza y flexibilidad, técnicas de pranayama y meditación.

En una primera sesión observará tu práctica, tu cuerpo, tus necesidades y tus objetivos y ese primer contacto sentará las bases del programa posterior de sesiones privadas que llevareis a cabo juntos.

Son sesiones ideales para personas que quieran iniciarse en el yoga y sentar las bases de una práctica consciente y personal, para alumnos avanzados que busquen una forma segura y técnica de profundizar en su práctica y en asanas más complejas, para practicantes que necesiten una profesora que los acompañe, ajuste y oriente si no pueden o no suelen acudir a sesiones grupales, para deportistas que busquen un programa de estiramientos, recuperación de lesiones o una rutina de yoga con la que complementar su actividad buscando la máxima eficiencia muscular y alcanzar una mayor calidad en sus entrenamientos, o para personas con mucho volumen de estrés que busquen un espacio de calma donde poder desconectar y dedicarse a ellos mismos.

Clases privadas con Laura

Las clases privadas con Laura son una gran opción si eres practicante de Ashtanga pero no tienes oportunidad de asistir a clases diarias con un profesor/a, o si quieres iniciarte en este sistema pero no puedes o no tienes un centro cercano al que asistir. Con ella podrás enfocar tu práctica de Ashtanga de una manera segura y eficaz, respetando tus ritmos propios y aprendiendo a adaptar la práctica a tus necesidades. Las clases están diseñadas observando tu anatomía, tu respiración y tu estado mental durante la práctica.

Estas sesiones privadas te servirán como un seguimiento si tu práctica es normalmente en solitario. Te ayudarán a crear un sentido, a avanzar de una forma segura, superar obstáculos que aparecen en la práctica y a mantener la motivación.

Además, por su experiencia acompañando a otras embarazadas y su propia práctica durante su embarazo, en las sesiones privadas con Laura podrás construir una práctica que te acompañe de manera segura durante este periodo tan especial. Ya seas practicante de yoga o no, durante el embarazo puedes beneficiarte de esta práctica que te ayudará tanto física como mentalmente y que se convertirá en una gran herramienta durante el parto. Podrás aprender técnicas de pranayama, movimientos específicos para liberar tu pelvis y preparar el suelo pélvico, así como asanas que te ayudarán a mantener tu cuerpo libre de dolor, fuerte y flexible.